Cumple Gobernadora Claudia Pavlovich compromiso con familia vulnerable

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Recupera familia su tranquilidad al recibir una vivienda nueva y adecuada, para reponer el hogar perdido en una tormenta 

Las Guásimas, Guaymas.- Cuando parecía que Yessica Esmeralda Molina Gómez y su familia lo habían perdido todo durante una tormenta, su solicitud de apoyo para la construcción de una vivienda adecuada tuvo respuesta positiva por parte de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, informó Elia Sallard Hernández. 

La directora general de la Comisión de Vivienda del Estado de Sonora (Coves) reveló que la gobernadora Pavlovich, sensible ante este caso de una familia que prácticamente había quedado en el desamparo, sin hogar ni un lugar dónde refugiarse tras el paso de una tormenta, ordenó se iniciara de inmediato la construcción de una vivienda adecuada, digna y segura para ellos. 

“Es un caso en el que tenemos a seis niños afectados y un adulto mayor, integrantes de una familia en condiciones muy vulnerables de pobreza extrema, que es al sector que más enfocamos nuestras acciones en la Comisión de Vivienda”, precisó Sallard Hernández. 

El apoyo brindado por la gobernadora Pavlovich para esta familia de la comunidad pesquera de Las Guásimas, fue la construcción de una vivienda nueva, de 43 metros cuadrados, dos recámaras, baño, área común, con muros de block, techo de concreto y todas las instalaciones eléctricas, hidráulicas e hidrosanitarias. 


“Me siento muy contenta, porque siempre anhelé tener una casa mejor, al menos un cuarto para mis hijos, para que no anduviéramos corriendo en las inclemencias de las lluvias y vientos feos que pegan aquí”, expresó Yessica Esmeralda, beneficiada con la construcción de una vivienda. 

Con ella viven seis hijos, todos menores de edad y el más pequeño un bebé de 7 meses; su esposo, de oficio pescador; y su suegra, una mujer de la tercera edad. 

Todos ellos vivían en una pequeña vivienda que ellos mismos habían construido con varas de pitayo, cartón, hule negro y lodo, pero durante una lluvia con fuertes vientos el techo se les desprendió y las paredes quedaron endebles. 

Ahora cuentan con una vivienda adecuada, cómoda y segura que durante muchos años habían anhelado, pero ante la escases de recursos económicos no habían podido hacerlo una realidad.

“Siempre fue esto un gran sueño, nunca me imaginé tener una casa así, ahora estoy completa. Yo pedí muchas veces apoyo, todo el tiempo metía papeles y nadie nos hacía caso, hasta ahora que la gobernadora nos hizo esta casa”, declaró emocionada Yessica Molina.